Bloguía

5 junio, 2018

LA FLOR INTESTINAL DE TU BEBE

Thalía Cristina Leyva Torres Médico Certificado LINCA
LA FLOR INTESTINAL DE TU BEBE

Una de las cosas que más recomendamos es fortalecer el sistema intestinal para mejorar, entre muchas cosas, el sistema inmunológico y el funcionamiento neurológico de los niños. La flora intestinal o microbiota es un conjunto de billones de microorganismos vivos que están dentro de nuestro sistema digestivo.

Un bebé inicia la colonización intestinal al momento de nacer y hay algunos factores que lo determinan. Por ejemplo:

  • Tiempo de embarazo. El número de semanas que tenga el bebé al momento de nacer influye mucho en este aspecto.
  • Vía de nacimiento. La exposición a microorganismos que formarán la flora intestinal en un bebé nacido por parto vaginal es mucho mayor que la de un bebé nacido por cesárea.
  • Alimentación adecuada. Los niños alimentados con leche materna tienen predominio de ciertos microorganismos buenos, mientras que los niños alimentados con leche artificial pueden desarrollar enfermedades inflamatorias. Lo más ideal es la leche materna.

Pero, ¿de qué nos sirve la flora intestinal? Las funciones que tiene son muy importantes, ya que ayuda a la absorción adecuada de nutrientes, mejora el metabolismo intestinal, protege al intestino de enfermedades infecciosas e impacta positivamente al sistema inmunológico, volviéndolo más fuerte.

Cuando hay una alteración en la microbiota y predominan los microorganismos malignos en vez de los benéficos, decimos que hay una disbiosis.

La cual puede provocar:

  • Inflamación intestinal
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Enfermedades infecciosas en el intestino y el aparato respiratorio

A la larga todos estos padecimientos en el sistema inmunológico, pueden repercutir directamente en el funcionamiento neurológico de un niño.

Por eso, recomendamos mantener una alimentación saludable, tomar mucha agua, evitar lugares poco higiénicos para no tener contacto con microorganismos dañinos y desinfectar adecuadamente los alimentos. En caso de que estés embarazada y tu bebé requiera nacer vía cesárea, platica con tu médico para que lo coloquen rápidamente sobre tu pecho y puedas amamantarlo.

También hay recetas que puedes hacer en casa y de forma muy fácil, como el chucrut. Otra forma es tomar suplementos probióticos, solo busca que sean libres de gluten y recuerda que entre mayor número de microorganismos y mayor cantidad de UFC (Unidades Formadoras de Colonias) tengan, serán mejor.

Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *