fbpx

Bloguía

5 agosto, 2019

Pedir ayuda, símbolo de humildad

Pedir ayuda, símbolo de humildad

Entre el 90 y 95 % de nuestros pensamientos solo son patrones recurrentes que no tienen que ver con la realidad. Quizá, en ocasiones, te dejes manipular por tu ego y esos pensamientos te mandan información equivocada, que no ocupas de los demás y que puedes estar ahogando en situaciones de desesperación, angustia y pérdida de sentido de la vida. Ten cuidado ya que puedes sentirte extremadamente aislado e incomprendido.

Te invito a que analices ¿cuál es el mensaje que envías a los demás? ¿Realmente eres feliz desgastando toda tu energía?

No te sientas mal de pedir ayuda, es un signo de amor hacia ti mismo, aceptar que eres una persona valiosa sin tener que ser perfecto y que puedes pedir ayuda en cualquier momento. Siempre hay personas que te aman, dispuestas a hacer cualquier cosa por y para ti, solo es cuestión de hacerlo saber porque nadie puede leer tu pensamiento; recuerda que parte de la vida es la ayuda mutua.

Al principio te costará trabajo dejar el hábito de querer hacer y resolver todo por tu cuenta, y no digo que eso esté mal, solo que en algunas acciones es necesario y conveniente dejarte ayudar, por tu salud física y mental.

Haz un recuento de la veces que te han ayudado, de las muchas que seguramente has ayudado y verás que puedes tener un sentimiento agradable, de bienestar y de mucho agradecimiento. Retómalo, siéntelo y verás que eso te sirve para recobrar la confianza y poder pedir ayuda cuando consideres necesario.

Frase para practicar: “Recobro la confianza cada día”.

Psic. Maira Germán Gutiérrez

Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *