Bloguía

25 mayo, 2018

PIERNAS EN W. ¿DEBEMOS CORREGIRLAS?

LFT. Ana Karen Molina Carrazco Rehabilitador AFYCC
PIERNAS EN W. ¿DEBEMOS CORREGIRLAS?

Cuando somos pequeños tenemos mucha flexibilidad en nuestro cuerpo, esto es algo que nos permite hacer cosas que hoy en día nos costarían mucho trabajo, como hacer piruetas o pararnos de manos.

Es muy común que los niños se sienten con las piernas hacia afuera, como si se formara una W, también nosotros mismos lo hicimos a esa edad. Esta postura, también llamada la “postura del sastre invertido”, es bastante habitual en los pequeños, especialmente cuando se sientan a jugar ya que les brinda mejor estabilidad.

Si bien es cierto que a un niño(a) no le incomoda estar sentado en dicha posición, puede llegar a ser contraproducente si lo hace frecuentemente. Ya que están en pleno proceso de desarrollo y podrían generar malformaciones en los huesos y afectar su crecimiento.

Algunas de las razones para evitar que los pequeños se sienten en posición de W son:

  • Puede provocar problemas en su equilibrio.
  • Debilita los músculos que se encargan de los movimientos de la cadera.
  • Afecta el desarrollo de los músculos del abdomen y espalda, perjudicando a futuro el movimiento y la postura.
  • A la larga puede provocar que los niños(a) caminen con los pies hacia adentro.

Entonces, ¿debemos corregir su postura?

Si tu hijo tiende a sentarse en W a veces o casi siempre, hay probabilidades de que no pase nada grave, pero sí es posible que haya algunas consecuencias a futuro.

Lo que deberías hacer es corregir su postura e indicarle que se siente con las piernas estiradas hacia adelante o de lado, o bien con las piernas cruzadas, también llamada posición del indio. Recuerda, es más saludable que cambie de postura, que se levante y se mueva en vez de permanecer inmóvil.

Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *